Actividades solidarias con la Dra. Tendobi

Una corriente de generosidad

Celine Tendobi ha vuelto a España a por ayudas para culminar ese

Valencia, Sevilla, El Puerto de Santa María (Cádiz), Madrid, Valladolid, León y La Coruña forman un entramado de raíces que se han nutrido de la generosidad de los españoles a través de iniciativas tan variadas como cócteles, desayunos y tés solidarios, conciertos, conferencias, visitas a centros escolares, etc. La doctora Tendobi venía con necesidades urgentes: ecógrafos, desfibriladores, grupos electrógenos, becas de estudio, seguros de salud y fondos para terminar de financiar esa nueva fase del hospital, etc. Y el efecto llamada ha funcionado gracias, también, al trabajo de muchos periodistas de medios de comunicación de las ciudades por las que ha pasado.

Valencia

La doctora también visitó los centros escolares Guadalaviar y El Vedat en los que previamente se habían celebrado sesiones de sensibilización.

Celine Tendobi llegó a Valencia el 5 de noviembre y permaneció dos días. Mantuvo dos cenas de fundraising con grupos reducidos de personas del ámbito empresarial e institucional. Una de ellas quedó impresionada con que sólo contaran con un écografo y un grupo electrógeno móvil para atender a las embarazadas de la selva.

Fruto de esos encuentros se recaudaron 3.410 euros y surgieron entrevistas con políticos valencianos del sector sanitario. Actualmente se está gestionando la recogida y envío por container a Congo de material hospitalario en desuso para Monkole: sillas de ruedas, grupos electrógenos portátiles, monitores de reanimación, camillas, desfribiladores y un ecógrafo.

Al terminar muchos niños se acercaron a saludarle, y se comprometieron a rezar por ella, por África y por Monkole. En la foto, con alumnas del Colegio Vilavella.

La doctora también visitó los centros escolares Guadalaviar y El Vedat en los que previamente se habían celebrado sesiones de sensibilización: elaboración de carteles, representaciones ambientadas en la cultura africana, etc. Los niños, público especialmente sensible al sufrimiento y a la injusticia, se volcaron con Celine y las preguntas ocurrentes y atinadas –en especial las de los más pequeños- no se hicieron esperar provocando la emoción de toda una médico curtida en duras batallas: cómo pudo estudiar la carrera si no tenía medios, si los niños son felices siendo tan pobres; qué hacen los niños huérfanos, si alguna máma se los llevaba a su casa, por qué no se comen los plátanos de la selva para no morir de hambre… Al terminar muchos niños se acercaron a saludarle, y se comprometieron a rezar por ella, por África y por Monkole.

Tendobi mantuvo encuentros con periodistas y con la Fundación COSO, dedicada a la mejora de la sociedad desde la comunicación a través de la investigación y la formación.

Tendobi mantuvo encuentros con periodistas y con la Fundación COSO, dedicada a la mejora de la sociedad desde la comunicación a través de la investigación y la formación. Este sábado, en el Palau de la Música, tendrá lugar el concierto solidario Melodías para África -en el que esta entidad colabora con Harambee- donde se espera recaudar una cantidad similar a la ya conseguida en estos días.

Sevilla

De la capital levantina a la andaluza. Celine Tendobi llegó a Sevilla el día 7. Primera parada en la escuela de formación profesional en ayudante de dirección de empresa Albaydar, donde impartió varias sesiones informativas sobre la situación de la mujer en Congo y el trabajo y necesidades de Monkole que despertaron el interés y la generosidad de las alumnas.

Silvia, estudiante guineana, contó su experiencia tras escuchar a la doctora. Su madre vino sola de África hace unos años para trabajar como empleada del hogar y luego trajo a sus hijos uno a uno. Hoy la familia está reunida y ella estudia en Albaydar.

El sur de España recibe diariamente inmigrantes subsaharianos que se juegan la vida en el Estrecho de Gibraltar en busca de un futuro mejor. Silvia, estudiante guineana, contó su experiencia tras escuchar a la doctora. Su madre vino sola de África hace unos años para trabajar como empleada del hogar y luego trajo a sus hijos uno a uno. Hoy la familia está reunida y ella estudia en Albaydar. Aunque no tenía dinero, esta alumna quiso poner su granito de arena colaborando con sus compañeras como azafata en el concierto de Los Escarabajos que tuvo lugar esa tarde.

A la salida del concierto de Los Escarabajos, una pareja de novios estudiantes de Medicina expresó a la doctora su interés en acudir a Monkole como voluntarios

Tras un almuerzo con un grupo de profesionales y colaboradores de Harambee, Celine se trasladó al centro de recursos educativos de la ONCE donde tuvo lugar el concierto. Ante un aforo heterogéneo de doscientas personas –tanto jóvenes como mayores nostálgicos-, el grupo musical Los Escarabajos, versionistas desde hace veinte años de Los Beatles, explicó su vinculación con Monkole, desde que el hermano de su fundador y director, Enrique Sánchez, trabajara como arquitecto del hospital congoleño, y desgranó las canciones más humanas de los de Liverpool, moviendo la solidaridad tanto como el esqueleto del público. A la salida del concierto, una pareja de novios estudiantes de Medicina expresó a la doctora su interés en acudir a Monkole como voluntarios. La participación en el concierto dejó unos 800 euros.

Celine Tendobi acudió al colegio Grazalema donde estuvo con varios grupos de alumnas –que le recibieron con una dedicatoria en francés–, madres y profesoras.

El Puerto de Santa María (Cádiz)

Sólo 14 km. distan las costas gaditanas del norte de África. El viernes 8, la médico congoleña se trasladó a El Puerto de Santa María donde celebró una rueda de prensa en el Ayuntamiento y atendió a los medios de comunicación. Después acudió al colegio Grazalema donde estuvo con varios grupos de alumnas –que le recibieron con una dedicatoria en francés–, madres y profesoras. Fruto de su estancia en el centro escolar, la recaudación de 1.500 euros y una gestión en marcha de una madre que trabaja en un hospital gaditano para enviar material clínico a Monkole.

En el Puerto de Santa María tuvo una rueda de prensa en el Ayuntamiento y atendió a los medios de comunicación locales.

Por la tarde tuvo lugar en el Hotel Monasterio una charla coloquio organizada por la Asociación Rocalla a la que asistieron unas 70 personas y que tuvo como resultado la recaudación de 800 euros.

Madrid

En Madrid, maratón de visitas escolares. El 11 de noviembre, Celine Tendobi estuvo en el colegio Montealto. Al día siguiente, en Orvalle y el día 13, en Alegra y Aldeafuente, donde las alumnas organizaron un desayuno solidario en el marco del Día por África que anualmente organiza el centro para sensibilizar a las alumnas y conseguir fondos para el Tercer Mundo y que se prepara desde una semana antes –desde infantil hasta bachillerato– con actividades interdisciplinares y sesiones informativas.

Más de 600 niñas participaron en el desayuno solidario. A la llegada de la doctora congoleña un grupo de alumnas pequeñas le entregaron sus tickets y un dibujo, y una de siete años, todo el contenido de su monedero.

Más de 600 niñas participaron en el desayuno solidario. A la llegada de la doctora congoleña un grupo de alumnas pequeñas le entregaron sus tickets y un dibujo, y una de siete años, todo el contenido de su monedero. Celine Tendobi visitó todas las clases, explicó el proyecto y las necesidades, y vio todos los materiales y actividades preparadas por las estudiantes: pancartas, cuentacuentos, etc. Al término de la jornada, se habían recaudado 4.000 euros entre el desayuno y las huchas. Muchos pocos y algún “poco mucho”, un billete de 500 euros anónimos que apareció en una de ellas.

El día 14 mantuvo otro desayuno, esta vez con periodistas, en el Centro Internacional de Prensa. Los comunicadores se interesaron por la situación de la mujer africana, sobre las necesidades concretas y las posibilidades desde ayuda. Estas fueron sus impresiones:

A continuación tuvo lugar la entrega del premio Harambee España 2013 a la Promoción e Igualdad de la Mujer Africana a Celine Tendobi, de manos de Su Alteza Real Teresa de Borbón dos Sicilias. El galardón consiste en 3.000 euros y la organización de una campaña de fundraising. Estuvo presente también el escritor Miguel Aranguren y asistió como invitado el embajador de Congo.

La noche del 12, el mundo profesional de la alta gastronomía se volcó con Monkole a través de un cóctel solidario organizado por María Jesús Gil de Antuñano, miembro de la Academia Española de Gastronomía, y colaboradora habitual en El País Semanal y la revista Semana, en el que participaron 23 patrocinadores, que suman 14 estrellas Michelín y 22 soles. Su finalidad: ayudar al futuro proyecto materno infantil, un anexo al Centro Hospitalario Monkole que contará con 150 camas.

Pedro Larumbe, Coque (Mario Sandoval), El Chiscón, Zamburiña, Bodegas Barbadillo, José Luis, Zalacain, Productos Frial, Le Croquette, Palacio de Cibeles, Iñaki Oyarbide, La Alacena, CavaVins el Cep, Casino de Madrid, Sacha, Heineken, El Oso y Esbardos, Paradis, El Gastro de Sergi Arola, Viridiana, Santceloni, Schweppes y Cátering de la A a la Z. Todos dieron lo mejor de sí mismos para que con el precio de cada entrada para degustar este desfile de delicias culinarias pudiera cubrirse la asistencia sanitaria de un niño desde los 0 a los 3 años.

No es fácil ni justo hacer un resumen de tanta solidaridad, pero basta una muestra, quizá un bocado para hacerse cargo: la respuesta generosa y desinteresada de todos los invitados a participar: cocineros, periodistas, amigos; los delantales rojos de Pedro Larumbe; la aportación altruista de camareros y jefes de cocina de apoyo de muchas firmas, y todo un catering de Zamburiña; Barbadillo y su chica vestida de corto sirviendo la manzanilla, DJ Mickey (de Hey Mickey!) en persona pinchando los discos, la cristalería y los pedidos fuera de carta gratis, y tantos y tantos gestos más.

Nadie que pudo quiso perderse esta fiesta. No había topes para la edad ni para la generosidad. Una señora de 93 años, que apenas ve, quiso asistir con cuatro amigas, y muchos miembros de la Academia de Gastronomía que estaban de viaje enviaron el dinero de la entrada.

Del cóctel se recaudaron 8.000 euros. Pero además, un particular entregó 3.000 más para la compra de un grupo electrógeno que pudiera quedarse fijo en las visitas ambulatorias a la selva; y otro, un montante igual para un todoterreno.

Valladolid y León

El viaje iniciaba su etapa por el norte de España el 15 de noviembre. En Valladolid, Celine visitó el colegio Peñalba y pronunció una conferencia sobre “La lucha por una maternidad sin riesgos” presentada por el presidente del colegio de médicos que culminó con una cena benéfica en la Escuela Internacional de Cocina a la que asistieron unas cincuenta.

En León, al día siguiente, concierto “Voces por África” organizado por el Colegio Peñacorada.

La Coruña

Fin de viaje. Hasta el Finisterre llegan las raíces de la solidaridad española con Congo. Y los gallegos son gente generosa y afectiva. Celine estuvo el 18 de noviembre en el colegio Montespiño donde fue acogida por cientos de alumnas. En el colegio Peñarredonda, también tienen muy presente la visita y las necesidades de Harambee y de Congo, a través de Harampeña, una actividad solidaria de sensibilización y recaudación, por la que han recibido un premio de la ONG.

Por la tarde, impartió una conferencia en el salón de actos de la ONCE sobre “La lucha por una maternidad sin riesgos” al que acudieron unas 150 personas. Una de los argumentos que más conmovieron en todos los foros donde la médico intervino fue lo que se puede hacer con 50 céntimos en Congo, donde una persona que trabaje cobra 16 euros al mes: atender a una madre y a niño durante varios días.

Tras la conferencia “La lucha por una maternidad sin riesgos”, una señora de la limpieza del salón de actos de la ONCE quiso hacerse una foto con Celine Tendobi.La visita a La Coruña dejó más de 1.000 euros. Y lo más interesante: el regalo de un ecógrafo por un particular, un contacto de colaboración de prácticas para ginecólogos españoles en Congo, así como de estudiantes de enfermería, e ideas de subvenciones y ayudas de políticos que asistieron a la conferencia.

Todo viaje tiene su regreso. Las raíces llevan la savia al tronco y lo alimentan, corren por sus ramas, vivifican sus hojas. Es la pequeña aportación de realidades y promesas de futuro de España. Aquí nos queda ese vínculo con el gran y frondoso árbol y la alegría y los valores africanos que nos ha dejado Celine Tendobi. El convencimiento de que todos juntos podemos mejorar el mundo y superar las desigualdades, como dijo Álvaro del Portillo en un lejano y cercano año 1989 a los congoleños: “Si de verdad queréis amar y servir a vuestros semejantes, una de las mejores formas de hacerlo será mejorar sus condiciones de salud y educación”.

Descargar

Entrar
Entra y participa en nuestra comunidad