Marie Louise Nanguy

Marie Louise nació en Costa de Marfil, en una familia de siete hermanos. Estudió Psicología y durante muchos años se dedicó en exclusiva a la enseñanza en Yarany, escuela de formación profesional (hostelería y formación sanitaria) en Adibjan, que nació para cubrir el vacío de formación después de la escuela primaria y actualmente trabaja sobre todo en proyectos de promoción de la mujer y proyectos asistenciales, destinados a luchar contra el paludismo y la malnutrición.

“Como en toda África, la necesidad más importante de Costa de Marfil es la educación. Los africanos tienen posibilidades, pero si la ayuda se limita a aportar bienes de cualquier tipo, la gente sigue en la miseria porque sigue sin ser capaz de salir adelante por si misma” El país cuenta con recursos importantísimos: es el primer productor mundial de cacao y de piña, uno de los primeros de madera y toda clase de frutas tropicales. Sin embargo, este potencial está desaprovechado por dos motivos: la falta de preparación profesional de la población y los sistemas de transporte. Marie Louise cuenta que la riqueza natural de Costa de Marfil es tan grande, que no existe el problema del hambre, sin embargo es muy frecuente la malnutrición, debida a la práctica del monocultivo y la escasez de comercio e intercambio entre las distintas zonas de país; de hecho, los excedentes de las cosechas se pierden y se tiran en lugar de venderlos. “Es necesario enseñar sistemas de cultivo y comercio adecuados para aprovechar todo lo que tenemos, así como crear las infraestructuras necesarias que faciliten el transporte de los productos a todas las regiones”.

” Conocí Harambee en la canonización de san Josemaría y desde el principio como una mano abierta para ayudarnos. Durante estos años, Harambee ha colaborado con varios proyectos en Costa de Marfil. En uno de uno de ellos, promovido por la fundación Educación y desarrollo, dedicada a la promoción de la mujer Marie Louise ha participado activamente: “cuando se forma la mujer, se forma la familia entera y a través de ella, la sociedad”. Marie Louise cuenta que un hombre animaba continuamente a participar en los cursos de formación diciéndole: “Tienes que ir porque lo que aprendes es para todos: la casa ha cambiado, la comida, tu forma de tratarnos…”.

Entrar
Entra y participa en nuestra comunidad