Susan Kinyua

Public Relations Manager, Kianda Foundation Educational Trust
SusanEsta mujer africana dirige el Outreach Programme, donde se forman estudiantes universitarias capaces de enseñar a las mujeres africanas a poner en marcha pequeños negocios, con la ayuda de un microcrédito. El programa ha capacitado a seiscientas mujeres.

– ¿Con qué dificultades se encuentran?

-Tenemos que adaptarnos al nivel de las mujeres que formamos, y buscar la forma más adecuada para transmitirles unos conocimientos. Porque a veces nos gustaría que hiciesen las cosas de tal y tal modo, pero no es posible, porque no han recibido la formación suficiente para asimilar los conocimientos que les damos.

Nos desplazarnos hasta las zonas rurales donde viven estas mujeres y eso, con frecuencia, resulta complicado. Pero es un trabajo apasionante y comprobamos como van avanzando. Nos alegra ver como mejoran en sus aspiraciones y condiciones de vida.

– ¿Qué objetivos tiene el programa?

-Intenta que estas mujeres mejoren en su calidad de vida y recuperen valores genuinamente africanos, como la honestidad y la solidaridad hacia los más necesitados. Queremos darle la esperanza de un futuro mejor.

-¿De qué forma se las ayuda a mantenerse económicamente?

-De diversos modos, según su nivel: piense que la mayoría no posee los conocimientos básicos necesarios para rellenar la solicitud de inscripción.

Las mujeres en África han estado marginadas durante mucho tiempo. ¿Está cambiando algo en este sentido?

Estamos buscando la manera de cambiar esta situación, ayudando a las mujeres a tener un mayor conocimiento de ellas mismas y de sus propios valores.

Hasta ahora, más de 40.000 personas se han beneficiado de nuestros proyectos. Las ancianas están aprendiendo a escribir su nombre y a hacer cálculos sencillos y eso les ayuda a ir adquiriendo seguridad en sí mismas.

Si una mujer cree en sí misma ya tiene la motivación suficiente para mejorar su propia vida. Y eso le hará ganar en respeto por parte de los hombres.

Entrar
Entra y participa en nuestra comunidad