Una beatificación solidaria

Participantes de 80 países han participado en la ceremonia de beatificación de Álvaro del Portillo, en Valdebebas (Madrid), el pasado sábado 27 de septiembre: Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Islandia, India, Macao, Kenya, Nueva Zelanda, Rusia, Trinidad y Tobago y Sudáfrica, entre otros. La celebración eucarística ha sido presidida por el cardenal Angelo Amato, […]
2 de octubre de 2014

web Harambee1Participantes de 80 países han participado en la ceremonia de beatificación de Álvaro del Portillo, en Valdebebas (Madrid), el pasado sábado 27 de septiembre: Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Islandia, India, Macao, Kenya, Nueva Zelanda, Rusia, Trinidad y Tobago y Sudáfrica, entre otros. La celebración eucarística ha sido presidida por el cardenal Angelo Amato, prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos. Con él han concelebrado cardenales, obispos y sacerdotes de numerosos países.

El Papa Francisco ha enviado una carta al Prelado del Opus Dei con motivo de la celebración en la que se refiere a que Del Portillo “recorrió muchos países fomentando proyectos de evangelización, sin reparar en dificultades, movido por su amor a Dios y a los hermanos”, y también hizo referencia a “Madrid, la ciudad en la que nació y en la que transcurrió su infancia y juventud, con una existencia forjada en la sencillez de la vida familiar, en la amistad y el servicio a los demás, como cuando iba a los barrios para ayudar en la formación humana y cristiana de tantas personas necesitadas”

web harambee 2El comité organizador de la beatificación ha querido, según explica su portavoz, Teresa Sádaba, “que toda la celebración responda al espíritu de amor fraterno y solidaridad con los más necesitados que caracterizó la vida de Álvaro del Portillo, desde su labor catequética juvenil en barrios necesitados del Madrid de los años 30, hasta su impulso a proyectos sociales y educativos en todo el mundo, siguiendo el ejemplo de san Josemaría”. Los organizadores han acogido así el mensaje del prelado del Opus Dei, Javier Echevarría, que ha animado a seguir el espíritu del próximo beato preparándose para la beatificación mediante la práctica de tareas asistenciales y de ayuda a las personas que más lo necesitan.

El Papa dice también en su carta que “en el corazón del nuevo beato latía el afán de llevar la Buena Nueva a todos los corazones. Así recorrió muchos países fomentando proyectos de evangelización, sin reparar en dificultades, movido por su amor a Dios y a los hermanos”.

web harambee 3Un buen número de tales iniciativas surgieron en África, continente que Álvaro del Portillo visitó en varias ocasiones. Luis Franceschi, decano de la escuela de Derecho en Strathmore University (Kenia), comenta en Daily Nation, de Nairobi, que don Álvaro “animó constantemente a las autoridades de la universidad a buscar medios y recursos para que nadie quedara privado de educación”. También “impulsó la creación de Kimlea Training Centre en Limuru, donde mujeres de zonas rurales aprenden tareas domésticas, catering y a poner en marcha negocios, a fin de que puedan elevar su nivel de vida y escapar del ciclo de pobreza causado por la explotación que sufren los trabajadores ocasionales”.

Tras citar algún ejemplo más, Franceschi concluye: “Así hacen los santos. No hacen la guerra por su cuenta, no van por libre; consiguen resultados moviendo a otros, mediante el ejemplo, con audacia y determinación, a ser buenos y hacer el bien. Así es como los santos cambian el mundo”.

web harambee 4A todos los participantes en la beatificación se les ha ofrecido la posibilidad de colaborar con su donativo en algunas iniciativas sociales: la construcción de un pabellón materno-infantil en el Niger Foundation Hospital and Diagnostic Centre, en Nigeria, que favorecerá la atención de 12.000 consultas anuales; la puesta en marcha de un programa para erradicar la malnutrición infantil en Bingerville (Costa de Marfil), que se destinará a 5.000 beneficiarios directos; el desarrollo de cuatro ambulatorios en el área periférica de la República del Congo, desde los que se ofrecerá asistencia sanitaria a 10.000 niños al año, y la consecución de becas de estudio en Roma para sacerdotes africanos.

Como la beatificación ha tenido lugar en España, el comité organizador ha impulsado una Recogida de Alimentos Álvaro del Portillo, que se ha desarrollado en más de 40 ciudades del país a través de familias, colegios y parroquias.

Por otra parte, como muestra de agradecimiento, muchas personas que trabajan en las obras sociales promovidas por Álvaro del Portillo han aprovechado la ocasión para celebrar el encuentro internacional 40 iniciativas contra la pobreza. En él han participado responsables de entidades sociales que ejercen sus labores en numerosos países, desde los basureros de Guatemala, a las aldeas del Congo, pasando por las favelas brasileñas y los suburbios filipinos.

La organización de una celebración tan numerosa ha sido posible gracias a la solidaridad de muchas personas que están colaborando con generosidad. Así, más de mil familias madrileñas han abierto las puertas de sus casas a participantes de otros países que carecían de recursos para pagar un alojamiento.

Destacan también los más de 3.500 voluntarios que, durante los días de la beatificación, prestarán su ayuda a los asistentes en los puntos de información que se desplegarán por Madrid, atendiendo especialmente a las personas mayores, enfermas y con alguna discapacidad que también quieren estar presentes en la ceremonia.

Otras noticias

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

Share This