La doctora Yao en ISFOC

La Química y Farmacéutica marfileña Adjoa Marcelle Yao está investigando en España –en el ISFOC (Instituto de Sistemas Fotovoltaicos de Concentración) de la ciudad castellano-manchega de Puertollano- con una Beca Guadalupe de Harambee proporcionada por la Cátedra de Química UNED-Puertollano.

La Dra. Yao está casada con el cirujano dental Koffi François Kouadio y tienen 3 hijos, Beniansou Paule Marie Carmen (13 años), Rassou Pierre José-Marie (11 años) y Mian-Moh Marie Constance Eliana (10 años). Como es costumbre en Costa de Marfil, tienen un nombre africano y otro occidental.

La doctora Yao en Harambee

¿Qué supone esta separación para usted y su familia?

No es fácil, pero dado lo que está en juego, encontramos el valor para vivirlo con gran alegría. Consideramos que es una gran suerte haber obtenido esta beca. Ya tuvimos una experiencia parecida mientras estuve cursando el Máster en Química en la ciudad francesa de Nantes, hace 5 años. Mi esposo se siente muy orgulloso de que haya conseguido estas metas y de ver a su esposa honrada de esta manera. Mis hijos también están muy contentos porque les hemos explicado que no todo el mundo tienes estas oportunidades. Creo que soy un modelo y una fuente de motivación para ellos. Ahora la tecnología nos permite vernos y estar en contacto todos los días y todo está bien en casa.

Está investigando en un área muy concreta de la química, ¿cómo explicaría el área de investigación que está conociendo?

Estamos trabajando en un proyecto cuyo objetivo es desinfectar las aguas residuales para hacerlas potables utilizando la radiación solar natural como fuente de energía. Se trata de un proyecto ecológico que forma parte de la protección del medio ambiente y la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones más pobres.

¿Ha trabajado o investigado alguna vez sobre temas similares?

No, esta es una nueva experiencia para mi joven carrera como química. Como usted sabe estoy también licenciada en Farmacia y hasta ahora me había dedicado más a la investigación en ese campo. Me siento muy contenta de poder ampliar mi horizonte investigador.

¿Cómo afectará su estancia de investigación en nuestro país a su trabajo en Costa de Marfil? ¿Qué nuevos horizontes le puede abrir?

Estoy convencida de que el azar no existe en la vida. He trabajado en el pasado en el control de calidad de los medicamentos para luchar contra los productos sanitarios falsificados. Esta maravillosa experiencia que estoy viviendo en ISFOC me permitirá, espero, ampliar mi campo de actividad. También me permitirá encontrar soluciones sencillas y de bajo coste para hacer que el agua, fuente de vida, sea accesible para todas las poblaciones de mi país. Especialmente para los más desfavorecidos; además de buscar alianzas para continuar investigando en esta área, que es menos contaminante y más respetuosa con el medio ambiente.

La doctora Yao recibida en ISFOC

“Además de la voluntad y determinación de los investigadores, es necesario disponer de buenas herramientas y de un entorno adaptado a la investigación”.

¿Qué está significando para usted la oportunidad de trabajar con sus compañeros de ISFOC con motivo de la concesión de la beca Guadalupe en la convocatoria de la cátedra Uned-Puertollano?

Es una experiencia única y una gran oportunidad para aprender y explorar un campo de la química que tendrá un impacto directo en las condiciones de vida de las poblaciones de Côte d’Ivoire y, por tanto, de las de África. También es una oportunidad para mí de encontrarme con científicos experimentados en este tipo de investigación, de aprender mucho junto a ellos y de poderme integrar en su red de comunicación. Todo ello resulta muy interesante para mí como docente-investigador.

¿Qué diferencias encuentra entre su grupo de investigación en Abidjan y el de ISFOC?

No hay grandes diferencias en la manera de investigar; aunque me tiene asombrada la originalidad de la metodología del ISFOC y el nivel de investigación que encuentro muy avanzado. En el ámbito de la investigación científica, además de la voluntad y determinación de los investigadores, es necesario disponer de buenas herramientas y de un entorno adaptado a la investigación: ordenadores, buena conexión a internet, accesibilidad a las publicaciones científicas, etc. ISFOC dispone de todo esto mientras que en mi país es más difícil tenerlo.

La doctora Yao, desde el colegio, despertó la admiración de todos por ser una de las mejores de su clase, por delante de todos los chicos. Durante su vida profesional ha sido una trabajadora tan eficaz y responsable que durante sus periodos de maternidad siempre ha contado con el apoyo de sus jefes y ha podido teletrabajar cuando sus hijos estaban enfermos.

¿Cómo ha sido su formación hasta q llegar a ser profesor universitario e investigador en el Centro de Salud Pública?

Tuve una carrera escolar relativamente fácil, en comparación con mi carrera universitaria donde viví fracasos y momentos de duda, sin mencionar las dificultades económicas para hacerme cargo de mis estudios de Farmacia. Gracias a Dios siempre he podido superar las dificultades y salir adelante y todas esas experiencias duras han ido moldeando mi carácter.

Siempre me ha fascinado la docencia. En 2006 durante mi último año de estudios en la Facultad de Farmacia, me presenté al concurso de prácticas que prepara para la carrera como docente-investigador. Fui admitida y, finalmente,12 años después pude integrarme, a través del concurso de ayudantías, al Departamento de Investigación de Química Analítica de la universidad. Es muy difícil llegar hasta ahí. Después de investigar durante años en mi tesis doctoral y de obtener el doctorado estatal, tuve que conseguir otros 2 diplomas, incluyendo una DEA y un Máster en Química para cumplir con los criterios de selección de los candidatos.

Creo que pude conseguirlo porque mis padres, a pesar de sus escasos medios, decidieron hacer grandes sacrificios para que obtuviera la mejor educación posible. La mayoría de las chicas de mi generación no han tenido tanta suerte. En algunas regiones de mi país sigue existiendo la mentalidad de que las niñas no necesitan estudiar. Es importante aumentar la conciencia de los padres sobre la importancia de la educación de las niñas, aunque soy consciente de que es difícil cambiar tradiciones y mentalidades de siglos.

La doctora Yao recibida en Puertollano

¿Qué oportunidades necesitan las niñas y mujeres de su país para acceder a carreras académicas y de investigación?

Es necesario construir más colegios de secundaria, romper las barreas que las niñas encuentran para acceder a las ciencias, otorgar más becas a mujeres, especialmente en áreas donde están poco representadas, como hace Harambee. También es necesario promocionar a las mujeres preparadas para ocupar altos cargos de responsabilidad en las universidades y centros de investigación. Son muchas las propuestas que planteo, pero sin ellas nunca se reducirá la brecha de género que existe en la investigación.

¿Cómo definiría la situación de la investigación en Costa de Marfil, y la contribución de las mujeres a ella, comparándola con la de otros países del África subsahariana?

La investigación está creciendo en mi país porque se está aumentando el presupuesto para apoyar proyectos de investigación en diversos campos. Se están estableciendo alianzas con universidades y centros investigadores de otros países. En los últimos años se han producido grandes avances. Por ejemplo, durante el concurso de Ayudantías de Farmacia en el que participé en 2018, de los 10 admitidos 7 éramos mujeres. En este momento, la Decana de la facultad, su adjunta, así como varios jefes de departamento son mujeres. Son datos alentadores, aunque todavía queda mucho trabajo por hacer. En la mayoría de los países de África, anclados en tradiciones ancestrales es muy difícil superar esa brecha. Los hombres no se sienten responsables de su familia, son las mujeres las que llevan todo el peso y en muchas ocasiones se ven obligadas a sacrificar su carrera profesional para cuidar a la familia.

La doctora Yao recibida en Puertollano

¿Qué podemos hacer ONGs de Desarrollo como Harambee para ayudar a las mujeres africanas a tener más cuotas de igualdad?

Lo que ya está haciendo Harambee con el Programa de Becas Guadalupe para investigadoras es una apuesta decidida para conseguir mayores cuotas de igualdad. Por otro lado, los proyectos que desarrollan para proporcionar becas a las chicas en todos los niveles de la educación y los programas de sensibilización y empoderamiento a mujeres africanas. Harambee está consiguiendo que muchas mujeres tengan más confianza en sí mismas y quieran ir más allá de sus límites y prejuicios.

Creo sinceramente que habría que sensibilizar más a los gobernantes, a las instituciones y a las empresas para fomentar acuerdos y dotar de presupuestos a ONGs como Harambee enfocadas en la mujer, su formación y su integración en la sociedad. Como están haciendo en mi caso el ayuntamiento de Puertollano, la UNED y el ISFOC, a los que estoy inmensamente agradecida.

Las Becas Guadalupe para Investigadores africanas fueron creadas en memoria de la Beata Guadalupe Ortiz de Landázuri, científica española en los altares. ¿Qué sabe de ella?

Guadalupe Ortiz de Landázuri es una química española que dedicó su vida al servicio a los demás por amor a Dios sin renunciar a su pasión por la química, en la que se doctoró, investigó y enseñó durante toda su vida. Una mujer que trabajó en estrecha colaboración con otro santo. San Josemaría Escrivá.

Su vida es un ejemplo perfecto de que una persona puede dedicar su vida a Dios y trabajar para hacer avanzar la ciencia y la investigación. Creo que es Dios quien abre la mente del hombre y le da la sabiduría que marca la diferencia. Guadalupe fue persistente, valiente y mantuvo la fe hasta el final. No la conocía anteriormente pero a medida que voy sabiendo más de su personalidad y su vida estoy más convencida de que fue ella quien me nominó para esta beca.

La doctora Yao recibida en una fotovoltaica de Puertollano

Qué le ha pareció Puertollano, ¿cómo se ha adaptado a la vida en esta ciudad?

Me encanta la vida en Puertollano, es una ciudad muy tranquila, con mucha calidad de vida y lugares que la hacen especial. He tenido la suerte de conocer a 3 maravillosas y excepcionales colaboradoras de Harambee que me estaban esperando nada más bajarme del tren el día de mi llegada y desde entonces no han dejado de ayudarme. Gracias a ellas, la vida después del trabajo en ISFOC por las tardes y especialmente los fines de semana es maravillosa.

También he recibido felicitaciones y el aliento de los habitantes de la ciudad en la rueda de prensa organizada a mi llegada. Estuvieron presentes el alcalde de Puertollano, el director de la Cátedra de Química UNED-Puertollano, directivos del ISFOC y de Harambee. Me siento muy feliz por el cariño y simpatía que me está demostrado todo el mundo. Ya había oído que los españoles eran muy sociables y acogedores, pero creo que los de Puertollano son insuperables.

Subscribe To Our Newsletter

Join our mailing list to receive the latest news and updates from our team.

You have Successfully Subscribed!

Share This